Una estrella llamada Felicidad Sin Fronteras


Me hablaron de esta asociación y agarré la mochila y me fui para allá con energía y ganas. Participé en el voluntariado continuado sociosanitario en el proyecto de rehabilitación de niños con discapacidad. Así como este hay otros tantos proyectos de corta duración igualmente interesantes y estupendos. Manos y más manos que trabajan por la justicia. Azrou brilla entre los olivos.
La gente de la asociación, así como los voluntarios, son gente honesta y generosa, y hacen que te sientas dentro de una gran familia. Diría que lo más increíble que encontré fue la gente.
Azrou es un pueblo precioso, con tropecientas callejuelas estrechitas llenas de color, olores y jaleo.
Me he alegrado muchísimo de haber participado en el proyecto. Encontré muchas miradas llenitas de luz, aprendí de los tremendos profesionales que trabajan en la asociación y volveré para brindar. ¡Gracias!
Un chinchin con el vasito de té ¡¡por estas tierras, por Azrou y por FSF!!
Te animo a participar, te animo a unirte a este gran propósito. Prepárate para ser bien recibido, ¡y a echar un cable allá donde haga falta!

Defender la alegría como una trinchera
defenderla del escándalo y la rutina
de la miseria y los miserables.
Benedetti.

Alicia Ramos Martín
Voluntariado Socio-sanitario